El fascismo es enemigo de la clase obrera

Este pasado jueves 15 de septiembre Macaren Olona, exdirigente de la formación política Vox, estaba invitada a realizar una intervención en las instalaciones de la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada.

Diversos colectivos y organizaciones decidieron adherirse a la convocatoria que se realizó para mostrar el rechazo frente a los discursos de corte fascita que Olona y la formación política a la que pertenecía han estado difundiendo en todo este tiempo.

Mensajes como culpabilizar a los menores no acompañados a cargo del estado de las pensiones de miseria que tienen nuestros mayores.

Mensajes en los que cuando una familia no puede pagar el alquiler o su hipoteca y son desahuciados, callan respecto a las prácticas mafiosas que la banca y los fondos buitres han realizado todos estos años. Fondos y bancos a los que cubren, defienden y amparan porque ellos, entre otros, representan sus intereses.

Más aún, cuando a esas mismas familias no les queda otra opción que recurrir a la ocupación de una vivienda, su única respuesta y solución es plantear que no puedan acceder de ninguna de las maneras a los suministros básicos de luz y de agua, tratándolos peor que si de animales se tratara, planteando que no se puedan empadronar con todo lo que eso supone de privación de otros derechos y que se los expulse sin preocuparse de si tienen una alternativa habitacional.

Mensajes como en los que dicen defender a los pequeños productores agricolas y el mundo rural al tiempo que callan respecto a las políticas de las grandes superficies y distribuidores para fijar los precios con los que arruinan y se llevan por delante a miles de pequeños productores.

Mensajes en los que al tiempo que denuncian la subida de la inflación y lo que supone esto para miles de familias, callan, por ejemplo, respecto a la política de fijación de precios de la energía en un sistema que está hecho para beneficiar a los especuladores y capitalistas, sin decir ni media palabra sobre el hecho de que estas empresas fueran privatizadas. Nada dice esta señora ni el que fue su partido sobre la necesidad de nacionalizar las empresas eléctricas y recuperar el control estatal de los sectores productivos estratégicos.

Mensajes en los que al tiempo que hablan de paguitas, nada dicen de las millones de horas extras que todos los días los empresarios se apropian sin pagar, explotando a sus trabajadores, con contratos fraudulentos en los que lo único que protegen es el poder del empresario para explotar y extorsionar a los trabajadores.

Y podríamos seguir añadiendo más motivos como sus políticas homófobas y antifeministas, con su xenofobia y racismo. Es por ello que por estos y muchos otros motivos más, había razones más que sobradas para protestar y denunciar los mensajes de odio y antiobreros que ha estado difundiendo todo este tiempo.

Pero llegados a este punto, y tras los sucesos que se desarrollaron en la Facultad de Derecho, la Universidad de Granada (UGR) ha publicado un comunicado infame al que se le ha respondido con contundencia y claridad meridiana ante la interesada confusión que la Universidad quiere promover. A continuación reproducimos el comunicado de la UGR:

La Universidad de Granada condena rotundamente los hechos que tuvieron lugar en el día de ayer: tanto los de quienes boicotearon el ejercicio de la libertad de expresión, como los de quienes, con su comportamiento provocador hacia los manifestantes, obligaron a intervenir a la policía y dieron lugar a escenas violentas que nunca deberían tener lugar en una Universidad.

La Universidad de Granada ha luchado durante muchos años por el poder de la palabra y la libertad de expresión y así seguirá haciéndolo.

Frente a este desproposito, queremos reproducir una de las respuestas que se le ha trasladado. En este caso viene de Rubén Quirante, militante de la organización política Izar y sindicalista de Ustea, porque sintetiza muy bien lo que son los elementos centrales de los sucesos ocurridos este jueves, del actuar de la Universidad de Granada con su rectora Pilar Aranda a la cabeza, y del panorama actual:

La UGR, con su rectora a la cabeza, está perdiendo totalmente el norte. No les queda ya ni las más mínima brújula de decencia para poder analizar lo que ayer sucedió en Granada.

Lo de ayer no fue una boicot a la libertad de expresión, señora Pilar Aranda. Lo de ayer fue una concentración autorizada, convocada por la Unión sindical Estudiantil (USE) y apoyada por numerosos colectivos, para manifestarse en contra de lo que representa Macarena Olona (dirigente principal de extrema derecha en Andalucía hasta hace dos días). Parece que a la rectora de la UGR se le olvida ese pequeño detalle así como que ella es la máxima responsable de la presencia de Macarena Olona ayer.

En cambio el boicot a la libertad de expresión es lo que usted hace a diario impidiendo que los y las estudiantes y las organizaciones políticas, sociales y sindicales de izquierdas de Granada puedan hacer uso de las instalaciones de la UGR para celebrar asambleas o conferencias. Un auténtico despropósito que rompe, eso sí, con una larga tradición universitaria.

Si para usted es normal ceder espacios públicos a dirigentes políticos cuyo discurso asume el machismo, el racismo, la homofobia y la propia dictadura franquista, es su problema. Por nuestra parte asumimos algo muy distinto: esas ideas no son legítimas y hay que denunciarlas y combatirlas. Para eso hubo ayer una concentración y eso forma parte también de la tradición universitaria que usted se cree con el derecho de apropiarse.

En cuanto a equiparar a los manifestantes antifascistas con los manifestantes de extrema derecha es simplemente repugnante. Parece olvidar que los y las militantes antifascitas fueron los que acabaron con 40 años de dictadura franquista, de represión y asesinatos. No nos vuelva a equiparar nunca con una ideología cuya esencia es la opresión y la explotación salvaje mediante la destrucción violenta de las organizaciones tradicionales del movimiento obrero. No vuelva a correr un tupido velo sobre nuestra historia más reciente ni contribuya en nublarla aún más.

Se hace más necesario que nunca, organizar una respuesta unitaria denunciando la huida hacia delante inadmisible de la UGR para exigir la apertura inmediata y gratuita de sus instalaciones para los y las estudiantes que deseen organizarse así como para frenar la normalización de la extrema derecha.

Llegados a este punto, el mensaje con el que queremos terminar es con el que hemos encabezado el artículo: el fascismo, más allá de los cantos de sirena de toda esta gente, es enemigo de la clase obrera. Son los señoritos de siempre que se esconden tras la bandera y el patriotismo. Patriotismo que utilizan como último refugio de los cobardes que son.

Sobre la «libertad» para prostituirse

Cuando escribimos y reflexionamos acerca de la prostitución, con frecuencia el debate gira en torno al consentimiento, a si las mujeres prostituidas deciden o no libremente hacerlo, y a qué papel debemos adoptar socialmente frente a esa «decisión individual, libre y voluntaria». En este artículo pretendo argumentar, aunque sea de forma muy ágil, sobre los límites que desde la filosofía moral y política construimos frente al sexo. Es crucial entender que la necesidad de articular estos límites, desde una ética o moral laicas y desde el Derecho, se entiende por la consideración de que el sexo no es una actividad humana como otra cualquiera. Esta idea se ve reflejada, por ejemplo, en nuestro Código Penal, que tipifica como delito la pederastia. La tipificación de este delito es consecuencia de que socialmente hayamos asumido esa idea y de que, por tanto, consideremos que antes de una determinada edad, los seres humanos no pueden consentir en el mantenimiento de relaciones sexuales.

De otro lado, es importante asumir que los límites que construimos frente al sexo, en una sociedad capitalista como la nuestra, los articulamos también frente a la industria del sexo, frente al capital, frente al mercado. Es difícil sostener, como una parte de la izquierda pretende, que ante una industria capitalista como lo es la del sexo, el límite último sea el libre consentimiento de las mujeres. Pensemos entonces en qué salarios de miseria se aceptarían por libre consentimiento si derogásemos la existencia de un Salario Mínimo Interprofesional. Pensemos entonces en cómo desnudamos a la clase obrera ante el mercado cuando defendemos que frente a la industria del sexo, que no deja de ser parte del gran capital, el único límite debe ser el libre consentimiento.

Respecto al gran argumento de la «libertad de elección», debemos tomar en cuenta que no siempre el consentimiento legitima una práctica, ni mucho menos la convierte en trabajo. Tampoco el consentimiento de las partes implicadas es una razón suficiente para legitimar instituciones en una sociedad democrática. Casi puede interpretarse al contrario: la democracia pone límites a los contratos «voluntarios» que en sociedades caracterizadas por la desigualdad firmarían, sin duda, los más desfavorecidos. Situando el eje central del debate en el consentimiento, se dejan fuera, con un papel residual o inexistente, a los agentes prostituidores, es decir, a los puteros y a los proxenetas también al Estado –, como si la prostitución existiera porque hay mujeres dispuestas a prostituirse y no como práctica por la que los varones se garantizan el acceso grupal y reglado al cuerpo de las mujeres.

El acceso es en grupo porque todos los varones pueden acceder al cuerpo alquilado, que es un bien público. Hay que tener dinero, pero eso no invalida el carácter accesible. Asimismo, el acceso es reglado porque no tiene nada de natural y espontáneo, responde a una serie de normas conocidas y respetadas: las prostituidas están en determinados sitios, hay que preguntar cuánto es y qué se ofrece a cambio. Desde el abolicionismo sabemos que la prostitución no afecta solamente a las mujeres en prostitución, sino que afecta a todas las mujeres de la sociedad. Así lo formulaba la gran comunista Alexandra Kollontai. Y es que la prostitución afecta al imaginario de lo que es una mujer y lo que se puede esperar de ella, también de lo que se puede hacer con ella. Refuerza la concepción de las mujeres como cuerpos y trozos de cuerpos de los que es normal disponer y que ni siquiera suscitan el interés de preguntarse cómo ni por qué están ahí. De hecho, la mayor parte de las mujeres prostituidas no hablan la lengua del “cliente”. El mensaje de la industria del sexo insiste en que trabajar en ella es liberador y empoderador, pero no es lógico pensar que estar desnuda frente a hombres vestidos e investidos del derecho a acceder a tu cuerpo sea una fuente de poder y autoestima. El hecho de que los varones busquen y encuentren placer sexual en personas que no les desean es una importante materia de reflexión.

Por tanto, frente a las visiones amables de la prostitución, os dejo uno de tantos comentarios de “clientes”, copiado literalmente de un chat de puteros, para que se valore lo que ofrece el mercado prostitucional:

todo bastante limpio. No muy habladora, en realidad, daba la impresión de que no quería estar allí. Hicimos el misionero y se limitó a quedarse tumbada mirando el techo con una cara que daba bastante bajón. Al final, llené el chubasquero y me marché

Acciones contra los cortes de luz en Sevilla y en Granada

Continúan las movilizaciones de barrios obreros para exigir soluciones

Este jueves vecinos de los barrios obreros de Sevilla, movilizados contra los cortes de luz que vienen sufriendo desde hace tiempo, desarrollaron una nueva acción reivindicativa en la sede comercial de Endesa en la calle Luis Montoto.

El resultado ha sido la presentación de centenares de hojas de reclamaciones, reclamaciones presentadas por los participantes a la movilización o en representación de algunos de los afectados, mayores que no se pueden mover de casa.

Es un paso más dentro del calendario de movilizaciones para reclamar mejoras en las infraestructuras que garanticen la prestación del servicio y solucionen el problema de los continuos cortes de luz. Ha sido la respuesta de los vecinos ante la actitud de la empresa que no solventa las reclamaciones a través del teléfono: a algunas personas que están enfermas y que han llamado para quejarse de que no pueden estar en casa sin luz, le han dicho que se vaya a un hospital o bien o otras al llamar para preguntar por la reclamación le han indicado que no tienen ninguna incidencia registrada.

Ante esta movilización colectiva y sostenida en el tiempo, Endesa ha tenido que responder iniciando obras en diversos barrios para paliar la situación. En palabras de Eva Collado, portavoz de los vecinos, “ se están haciendo cosas y con bastante prisa, lo que era impensable en agosto” y todo ello gracias a la presión de los vecinos aunque también denuncian que se está haciendo de una manera bastante chapucera.

En el horizonte aparece la movilización que se tiene prevista para el próximo 10 de septiembre para lo que están hablando con barrios de diferentes provincias, incluida Granada, afectados también por los cortes y los precios de la luz.

En Granada se preparan nuevos pasos para seguir con las reivindicaciones

En Granada se viven problemas similares a los que vienen denunciando en Sevilla:

Temperaturas extremas sin luz, niños pequeños sin entender por qué pasaba esto, enfermos viendo peligrar su vida, personas que han fallecido en mitad de una ola de calor sin poder enchufar un simple ventilador, miles de kilos de comida estropeada, miles de trabajadores sin poder descansar para ir a sus puestos, etc.

Por ello hay previstos nuevos encuentros para retomar las acciones. De esta manera el próximo viernes día 2 de septiembre en la Parroquia de la Paz, de 19h a 21h hay convocada una reunión sobre los cortes de luz en Granada. El objetivo entre otros será preparar acciones para apoyar la comparecencia que el Defensor de la Ciudadanía de Granada, Manuel Martín, tendrá el próximo 8 de septiembre en la Comisión de Peticiones del Parlamenteo Europeo.

El objeto de esta comparecencia es exponer la situación que sufren los vecinos del distrio Norte de Granada, situación que se viene prolongando desde hace casi 15 años. Vecinos que en su inmensa mayoría se encuentran al corriente de pago frente a la idea que se quiere difundir para estigmatizar a toda una población vinculando los cortes de luz a los cultivos ilegales de marihuana.

Animamos a seguir la senda de organización colectiva y de movilizaciones por parte de todos los barrios obreros para hacer valer sus intereses. Porque si no nos organizamos, porque si no hay lucha, nadie nos escucha.

Unificar luchas. Solidarida obrera

La clase obrera del Reino Unido nos marca el camino

Una ola de huelgas recorre el Reino Unido contra el empobrecimiento de la clase obrera

Varias jornadas de huelga, y ya van cinco en este verano, en los ferrocarriles británicos han movilizado a más de 40000 trabajadores ferroviarios. Los motivos: denunciar los recortes de personal y las modificaciones de las condiciones laborales (que afectarán entre otras cosas a las futuras pensiones) así como exigir mejoras salariales. La movilización se traducirá en que menos del 20% de los servicios que de manera normal funcionan estarán disponibles. Desde el jueves pasado hasta el domingo habrá efectos en las estaciones de Inglaterra, Gales y Escocia.

La huelga está convocada por el Sindicato del Transporte Ferroviario y Marítimo (RMT por sus siglas en inglés) que engloba a trabajadores de 14 compañías ferroviarias, además de por el sindicato TSSA, con empleados en siete compañías del sector y del Unite, sindicato con representación en sectores diferentes como el transporte y la construcción.

Es la respuesta que por parte de los trabajadores se ha dado ante la situación de bloqueo de las negociaciones respecto a los elementos mencionados anteriormente. A esto se suma además el hecho de que el gobierno británico está presionando a las compañías de transporte para que se mantenga la contención salarial para el futuro: mientras la inflación es ya superior al 10%, los ofrecimientos de aumentos salariales rondan apenas el 2% con lo que eso supone de empobrecimiento para millones de trabajadores. De nuevo se plantea que la salida de la crisis actual se haga a costa de la clase obrera.

Y es que de una forma similar a como sucede en España, el IPC del Reino Unido se sitúo en julio en el 10,1% (subiendo 7 décimas respecto al mes anterior) en una cifra que no se alcanzaba desde hacía 40 años. Detrás de esta subida, igual que sucede en España, se encuentra la subida de los precios de la electricidad y el gas además de los alimentos.

Las expectativas para el Reino Unido no son buenas. La inflación, según el Banco de Inglaterra puede llegar al 13% antes de que termine el año pudiendo entrar en recesión en el último trimestre sin que se pueda esperar, de momento, nada positivo para 2023. E igual que en nuestro país las medidas planteadas pasan por la contención salarial (nada se habla de la contención en los beneficios empresariales) y la subida de los tipos de interés.

El puerto más importante del Reino Unido también parado por la huelga

Esta convocatoria se suma a otras como la huelga en el metro de Londres desarrollada el viernes 19 de agosto, con diferentes líneas del metro afectadas o la huelga de los empleados del puerto de Felixstowe que empezó el domingo 21 de agosto y se prolongará durante 8 días en una movilización como no se había visto otra igual desde 1989,

Este puerto es el que maneja un mayor volumen de mercancías en todo el país con casi el 50% del tráfico de contenedores y afecta a unos 2000 proletarios: estibadores operarios de grúas y otras maquinas están implicados.

La huelga es el resultado del rechazo por parte de los trabajadores de la oferta de incremento salarial de un 7% (muy por debajo de los niveles de inflación que hemos mencionado anteriormente). Este ofrecimiento se hace en unas instalaciones que en 2020 obtuvieron unos beneficios que rondaron los 72 millones de euros, que se beneficia de la proximidad con los puertos del continente de Le Havre en Francia, Amberes en Bélgica y Róterdam en los Países Bajos y que concentra aproximadamente el 60% del tráfico comercial entre el Reino Unido y Asia.

Enseñanzas para la clase obrera en España

De todo lo planteado hasta ahora, aterrizando en nuestro país, podemos sacar varias conclusiones:

En primer lugar que la situación por la que pasa la clase obrera en España no es exclusiva de nuestro país, no es cuestión de tener este o aquel gobierno (y por lo tanto su solución no es simplemente cambiar este gobierno por otro como se nos quiere vender). Es una crisis sistémica, una crisis, otra más, del capitalismo. Como tal, cualquier salida de la misma que se planteé de forma favorable a los intereses de la clase obrera, tendrá que confrontar con el capitalismo y con los capitalistas. No hay otra opción. No hay otra posibilidad. Es la lucha de clases.

La otra conclusión que podemos sacar es que para conseguir, precisamente, una salida favorable a la clase obrera está tiene que disponerse a la lucha, a la movilización, a la huelga. Tendrá que hacerlo empujando, si es necesario, a sus organizaciones sindicales si es que estas se resisten a dar el paso. La situación que la clase obrera está experimentando en nuestro país requiere de estas medidas de lucha.

Los niveles de inflación que estamos sufriendo con el encarecimiento de los precios de los productos básicos con los alimentos, la electricidad y el gas entre otros, suponen un empobrecimiento brutal de la clase obrera. Las dificultades para poder acceder a una vivienda, con los precios de los alquileres y de las hipotecas sin dejar de subir, hacen además que la amenaza del desahucio sea cada vez mayor para amplios sectores (cada vez mayores) de la clase obrera.

Las medidas que se requieren para salir de esta situación exigen determinación y voluntad de enfrentarse a los capitalistas y las grandes empresas, más allá de los anuncios más o menos efectistas del gobierno: recuperar el control sobre sectores estratégicos de la economía como las empresas energéticas y la banca tienen que ponerse a la orden del día. La clase obrera necesitamos empezar a situar el debate en esos términos y no en los que nos marcan precisamente para distraernos.

Cine al fresco en la Ribera: «El mundo es vuestro»

Nueva sesión de cine de verano este viernes 26 de agosto: «El mundo es vuestro»

Este viernes 26 de agosto 📆 en La Ribera, a las 22h tenemos una nueva sesión de cine al fresco.

🎞En esta ocasión proyectamos «El mundo es vuestro»

Una película capaz de generar un ambiente que nos sitúa en una tradición del cine español que entronca con películas como Los santos inocentes de Mario Camus o al Berlanga de La escopeta nacional. No es difícil tampoco pensar en Bienvenido, Míster Marshall: el hecho de intentar atraer a un importante funcionario chino da pie a mostrar una colección de tópicos españoles para impresionar al invitado asiático. ¿Puede ser que en algún momento veamos que la realidad supere a la ficción?

Es la entrega final de una trilogía compuesta de El mundo es nuestro (2012) que ya proyectamos en una temporada anterior y El mundo es suyo (2018).

En esta ocasión Rafi (Alfonso Sánchez), completamente arruinado, se cuela en la montería organizada por la Marquesa que reúne a toda la alta sociedad española para venderles su negocio y dar el pelotazo por fin. Dentro está Fali (Alberto López), que ha sido reprogramado, y ya no es un compadre. Juntos descubrirán que la montería no es lo que parece, y que en la finca se está decidiendo el futuro de España.

Sin duda que será una comedia con la que pasar un buen rato y reir, con momentos surrealistas, en lo que a algunos les recuerda a los Monty Python en sus momentos más surrealistas pero que al mismo tiempo invita a reflexionar.

Os dejamos el enlace a una entrevista con Alfonso Sánchez y Alberto López, componentes del duo humorístico «Los compadres»:

https://cineconn.es/alfonso-sanchez-alberto-lopez-el-mundo-es-vuestro/

Aquí os dejamos el tráiler:

Como siempre será al aire libre con entrada libre y gratuita.

Puedes traer 🥪🍿bocatas, refrescos o palomitas para acompañar la película.

Al final de la proyección, juntos, podremos conversar sobre la misma para seguir compartiendo y disfrutando.

Nos vemos el viernes 26 de agosto, a las 22 horas, en el Local de la Ribera (Calle Santa Rosalía, 18, Zaidín)
🚌 U3, 4, 8
🚇 Parada Estadio Los Cármenes

Y si no puedes venir en esta ocasión, síguenos la pista 🚶‍♀️, ¡cada viernes una nueva película!

No te lo pierdas. Te esperamos

Siguen las movilizaciones contra los cortes de luz

Siguen las movilizaciones en los barrios obreros de Sevilla contra los cortes de luz

Tras sumarse el barrio de la Candelaria son ya cuatro los centros cívicos ocupados por vecinos que no se resignan a aceptar que la energía no se considere un servicio básico sino que al contrario sea una fuente de negocio para el lucro privado de unos pocos como el caso de la compañía Endesa.

Compañía que, mientras acumula beneficios millonarios, es incapaz de garantizar este suministro a miles de familias obreras. Todo esto en un conflicto que se viene alargando ya durante semanas y en el que por ahora no muestra ningún tipo de voluntad real de solucionarlo.

Cosa distinta sería, sin duda, si esta situación se diera en barrios acomodados de la burguesía o en la misma feria de Sevilla.

Aquí dejamos varios enlaces a la cobertura informativa que se ha estado dando a estas movilizaciones:

Encierro de vecinos en Sevilla contra los cortes de luz:

https://www.canalsur.es/multimedia.html?id=1847602

Enlace a facebook de Barrios Hartos con vídeo de Andalucía Directo del martes 16 de agosto

https://fb.watch/eYK0Vs_CQn/

Por otro lado, para este próximo jueves y para seguir exigiendo soluciones, se ha planteado una concentración a las puertas del Ayuntamiento de Sevilla. El objetivo es reivindicar la implicación también de las administraciones a la hora de velar por el bienestar de los vecinos de la ciudad. Implicación que hasta el momento está siendo totalmente insuficiente y que también está teniendo su reflejo en el deficiente alumbrado público de algunas de las calles.

La movilización está convocada este jueves a las 11 de la mañana en la puerta del ayuntamiento por la plataforma interdistritos Barrios Hartos. No séra la última pues para el 10 de septiembre está prevista una gran movilización de todos los barrios afectados para que los vecinos se puedan encontrar y exigir soluciones.