Charla sobre la nueva reforma de las condiciones laborales de las empleadas de hogar

Charla sobre la nueva reforma de las condiciones laborales de las empleadas de hogar

En barrios como el nuestro, en el Zaidín, viven infinidad de trabajadoras que laboran en el sector del trabajo en el hogar: cuidan a nuestros mayores, realizan las tareas domésticas, liberando de estas a trabajadores y trabajadoras que trabajan fuera de casa. Son legiones pero sus niveles de organización, como en tantos otros sectores, son bajos por las enormes dificultades que tienen que enfrentar.

Las condiciones de trabajo de las empleadas del hogar han estado marcadas por la temporalidad, los bajos salarios y la falta de derechos. De ello ya hablamos en un artículo publicado anteriormente en nuestra web y que puede consultarse pinchando aquí.

Por eso, desde el Colectivo de la Ribera no podemos más que saludar la iniciativa que se va a desarrollar el próximo 19 de noviembre en el Local de la Ribera, en el Zaidín. Esta iniciativa está impulsada por la Asociación Nosotras que aglutina a trabajadoras del hogar. A través de la misma se pretende arrojar luz sobre la nueva situación que se ha abierto tras los últimos cambios legislativos.

Para conseguir este objetivo, tendremos la participación de la abogada (y compañera del Colectivo de la Ribera) Lizeth Rosa: nos pondrá al tanto de los cambios legislativos y sus efectos sobre las condiciones de trabajo.

Esta actividad, organizada por Nosotras, cuenta con la colaboración de otros colectivos como Stop Desahucios Granada 15M, colectivo en el que muchas de sus participantes trabajan en este sector, la Asamblea Interprofesional, espacio que trabaja para unificar las luchas de los trabajadores más allá del sector o de la organización en el que se encuentren, y el Colectivo de la Ribera que trabaja, entre otras cosas, en unificar luchas y colectivos que participan en el Local de la Ribera.

Animamos pues a participar a todas las trabajadoras del sector, a difundir esta información entre cada vez más trabajadoras para que conozcan con mayor profundidad sus derechos y para que aumenten los niveles de organización. Son estas dos maneras de avanzar para que este colectivo de trabajadoras puedan hacer valer sus derechos e intereses.

Dejamos aquí la informción sobre la convocatoria para que pueda ir planificando la asistencia:

📍:Lugar: Local de la Ribera, calle Santa Rosalía 18
🕰️: Hora: 17,30
🚌: Bus con líneas U3, 4 y 8
🚎: Metro con parada en el Estadio Los Cármenes

👁️Y si no puedes asistir, síguenos la pista👣 porque habrá más actividades y posibilidades de aprender y organizarse para defender nuestros derechos laborales.

Sobre los vientres de alquiler desde el Colectivo de la Ribera

La Colmena. El microespacio formativo del Colectivo de la Ribera

👉En este primer podcast traemos nuestras reflexiones sobre las consideraciones jurídicas y políticas de los vientres de alquiler.

Pincha aquí para escuchar nuestro podcast

👉Porque consideramos que es importante para la clase trabajadora tener una posición clara sobre esta práctica. Práctica que avala la explotación y mercantilización de las mujeres y fundamentalmente las de clase trabajadora.

Esperamos que os resulte de interés y poder presentaros pronto nuestra siguiente entrega de La Colmena.

Un espectro recorre el barrio. Presentación de El Colectivo de la Ribera

Un espectro recorre el barrio: el Colectivo de la Ribera

Decían Marx y Engels en el arranque del Manifiesto del Partido Comunista que un fantasma se cernía sobre Europa, el fantasma del comunismo y que ante las conjeturas y dudas que sobre él había, llegaba el momento de expresar, a la luz del día y ante el mundo entero, sus ideas, tendencias y aspiraciones.

Desde el Colectivo de la Ribera, sin querer compararnos con estos gigantes del movimiento obrero revolucionario y de la forma más modesta posible, y ante las numerosas preguntas que sobre nuestro colectivo nos llegan, queremos también explicar de manera un poco más detalla nuestra actividad y quehacer diario.

Para ello pasamos este vídeo en el que se extracta una intervención que se realizó el pasado 1 de octubre en el Encuentro de Colectivos que se desarrolló en el Local de la Ribera para dar a conocer la actividad de los diferentes colectivos que desarrollan tareas en este espacio.

Como explicamos en el vídeo, nuestra línea de actuación no se basa de manera preferente en construir el espacio del Local de la Ribera. Se basa en ayudar a que los colectivos y organizaciones de la clase obrera puedan disponer de las herramientas necesarias para hacer avanzar sus luchas. Luchas que apoyamos de manera prioritaria en la medida en que tienen un carácter antagonista con el capital y sirven para el avance de la clase obrera en la lucha de clases frente a la burguesía.

En ese sentido, el Local de la Ribera sólo es una de las herramientas más de las que construimos para que puedan resultar eficaces a esas luchas a las que pretendemos servir: luchas que van a mejorar las condiciones de vida de la clase obrera y frente a la explotación capitalista. Nuestros objetivos generales están basados en la creación de tejido social, la organización y auto-organización popular, en una sociedad que cada vez encuentra más dificultades para ello y bajo un sistema dominante al que le interesa y fomenta el aislamiento de los individuos. En estos momentos y como nos decía una compañera «dada la fragmentación y la dispersión de luchas/ colectivos, todo lo que se haga es poco para que veamos el terreno común que pisamos». Y a eso contribuimos con determinación y energía.

El trabajo con colectivos de carácter netamente obrero va en esa línea: trabajo de apoyo a organizaciones y secciones sindicales de diferentes sincatos a través de reuniones, eventos solidarios para llenar las cajas de resistencia para las movilizaciones o charlas de difusión de sus luchas se orientan en esa dirección.

El apoyo a las luchas de las camareras de piso y la asociación Kellys Union así como a la asociación de trabajadoras del hogar Nosotras también apunta hacia las mismas coordenadas que hemos fijado antes.

Y si una lucha ha cobrado protagonismo para la clase obrera en los últimos tiempos además de las que se dan en los centros de trabajo contra la explotación capitalista es la lucha contra los desahucios y en defensa del derecho a la vivienda. Desahucios que desde que surgimos se han multiplicado y extendido como la polvora, afectando principalmente a la clase obrera que ha subrido, en un periodo de tiempo muy breve, los efectos de varias crisis. Con nuestra actuación también nos vemos comprometidos intentando facilitar al máximo la lucha que desde Stop Desahucios Granada 15M se desarrolla en nuestra ciudad y en los municipios de la provincia.

Todo esto evidencia el terreno común que pisamos y sin ningún sectarimo: luchas obreras en las que cobra un protagonismo cada vez mayor las trabajadoras, muchas madres, en trabajos con escasos niveles de sindicación, y en la lucha antidesahucios. Hay que tomar nota de ello. Tenemos que pelear por el pan pero también por las rosas.

Las actividades de ajedrez, de cine de verano, los teatros infantiles, el boxeo etc., promovidas por el Colectivo de la Ribera, sirven para eso, para configurar un espacio en el que no nos conformamos sólo con el pan sino que queremos también las rosas.

Y terminamos con otra idea (que tomamos prestada de una compañera): para que haya luchas también es necesario que haya espacios donde verse con seguridad y tranquilidad, adaptados a las posibilidades para verse. Para eso también trabajamos. Para poner a disposición de estos colectivos el espacio que mantenemos abierto en lo que ya de por sí es una demostración suficiente del valor de la tarea que desarrollamos.

La lucha de clases no se detiene ni en los barrios ni en los centros de trabajo

La lucha de clases no se detiene ni en los barrios ni en los centros de trabajo

Frente a los desahucios, los salarios de miseria y la explotación que sufre la clase obrera, el Colectivo de la Ribera llama a organizarse en espacios como Stop Desahucios Granada 15M o la Asamblea Interprofesional de Granada.

Tanto la Asamblea Interprofesional de Granada como Stop Desahucios Granada 15M intervienen en las luchas laborales y en la lucha por el derecho a la vivienda y contra los desahucios, luchas fundamentales para los trabajadores.

Ambos colectivos puedes encontrarlos en el barrio obrero del Zaidín, en el Local de la Ribera.

Todos los miércoles, la Asamblea del Zaidín, abierta a la participación de cualquier personas con problemas de vivienda, se reúne a las 18,30h en La Ribera.

La Asamblea Interprofesional de Granada, colectivo que surge para apoyar la lucha de los trabajadores por sus derechos laborales y por sus intereses como clase, se reúne el primer domingo de cada mes a las 11.00 horas también en La Ribera.

Los desahucios, los despidos, los bajos salarios y las jornadas interminables son el día a día para cada vez más sectores de la clase obrera. Clase obrera que vive en barrios como el del Zaidín y la que nos encontramos todas las mañanas en la parada del bus o del metro, en la tienda de la esquina, en la acera descargando una furgoneta de reparto o acompañando a alguno de nuestros mayores al ambulatorio. Todos los días la vemos por más que nos quieran hacer creer que la clase obrera ya no existe.

Y precisamente por esto, es fundamental que entendamos que estos problemas tienen un origen social, relacionados con lo que nos depara el capitalismo como clase. Por más que sean problemas que quieren que vivamos individualmente, son problemas que sólo podremos solucionar de manera colectiva.

Y por eso mismo sólo a través de la lucha organizada y colectiva podremos plantar cara y dar respuestas a estos problemas con perspectiva de ganar de manera definitiva y no de alcanzar una solución temporal que sea pan para hoy y hambre para mañana.

Porque la lucha de clases no se detiene

Unificar luchas, solidaridad obrera

Exitosa manifestación de camareras de piso que recorre Granada

Las camareras de piso se organizan para defender sus derechos frente a quienes las explotan

Este viernes 21 de octubre camareras de piso de diferentes hoteles marcharon en manifestación recorriendo las calles de Granada durante casi dos horas. La salida de la manifestación tuvo lugar desde las puertas del hotel Five Senses situado en la Gran Vía y finalizó a las puertas del Hotel Luna. La manifestación estaba convocada por el Comité de Apoyo a las Camareras de Piso, espacio donde se agrupan trabajadoras de diferentes hoteles y con distintas adscripciones sindciales como el SAT o Ustea.

En la ruta, las camareras de piso no estuvieron solas: contaron con el apoyo de organizaciones y colectivos sociales como la Asambles Interprofesional de Granada, la Unión Sindical Estudiantil e Izar así como participantes en las Marchas de la Dignidad, en el PCPA y en El Colectivo de la Ribera.

Luchar por los derechos laborales es luchar contra los desahucios

Especial mención merece el nutrido grupo de Stop Desahucios Granada 15M que participó en la movilización. Participación que se basa en un convencimiento claro: quien, sufre principalmente la lacra de los desahucios, en nuestro país, es la clase trabajadora. Y a esto contribuye de manera fundamental las condiciones laborales que cada vez más nos quieren imponer: salarios de miseria, temporalidad y precariedad y en definitiva el no respeto de las condiciones laborales que la ley marca a través de los convenios laborales.

La consecuencia de esta situación son las dificultades para poder pagar la luz y el agua, llenar la nevera y en última instancia pagar la hipoteca o el alquiler. Y cuando esto sucede, lo que viene a continuación es el verse en peligro de ser desahuciado.

Así pues es evidente que luchar contra los despidos y por mejores condiciones laborales y salarios más altos es también luchar contra los desahucios y en defensa del derecho a la vivienda como se recordó durante la intervención que desde Stop Desahucios Granada 15M se realizó al terminar la manifestación.

Una situación ante las que no se resignan las camareas de piso

La situación que se vive en el sector ha venido siendo pésima de manera general pero las condiciones laborales han ido a peor desde el momento en el que se reabrieron los hoteles en la ciudad tras el periodo de parón vinculado al Covid.

Este deterioro continuo de las condiciones de trabajo, con sueldos de miseria y jornadas laborales interminables, provocó ya respuestas por parte de trabajadoras del sector que empezaron a organizarse para poner coto a estos abusos patronales y frenar los despidos que se han intentado llevar a cabo contra aquellas trabajadoras que no se han resignado a esta situación.

Así en abril pasado, trabajadoras del Hotel Luna de Granada se organizaron para defenderse de los abusos patronales y mejorar sus condiciones laborales a nivel de jornada, de salarios y en definitiva para que se respetara lo que marca el convenio que rige la labor de estas trabajadoras. Sucede que estas trabajadoras son cedidas al hotel Luna por ATE Sistemas y Proyectos Singulares S.L, empresa que por el momento se está desentendiendo de todas las reivindicaciones de las trabajadoras: 11 trabajadoras han sido despedidas desde que se inició el conflicto y hay un reguero de juicios pendientes para exigir la readmisión de las mismas y el cumplimiento de las normas que marca la ley.

De igual manera en agosto también hubo despidos en el hotel Maciá Real de la Alhambra para acallar las voces, cada vez más numerosas, de las trabajadoras ante los abusos que cada vez son más díficiles de tolerar en nuestra ciudad. El último ejemplo son los impagos que se están produciendo a las trabajadoras de varios hoteles de la cadena Barceló a las que la empresa Alterna no les está abonando los salarios.

Frente a la explotación, organización, solidaridad y lucha obrera

Frente a este panorama la contestación es creciente: frente a las imposiciones para trabajar más horas de las que se está contratada, a cobrar menos de lo que marca el convenio, a no respetar los descansos con los efectos que esto tiene sobre la salud… con una lista de abusos e incumplimientos interminable, cada vez son más los motivos para organizarse que están encontrando estas trabajadoras.

Trabajadoras que viven en nuestros barrios, van a comprar a la misma tienda que nosotros, llevan sus hijos al colegio junto con los nuestros, tienen su médico en el mismo centro de salud que nosotros y en definitiva que son nuestras vecinas porque son lo mismo que nosotros: clase obrera que lucha y trata de resistir frente a la voracidad de unas patronales que son insaciables, que nunca están satisfechos con sus beneficios y que están dispuestos a sacrificarlo todo y a todas para seguir engordando sus ya enormes beneficios.

Y es que hay que recordar que la patronal hotelera no ha dejado de aumentar sus beneficios batiendo año tras año los record de ocupación turística, alcanzando este verano ya cifras similares a las de 2019.

Todo esto al tiempo que no han dejado de recibir ayudas y subvenciones públicas a través de bonificaciones a las seguridad social, incentivos a la contratación y ayudas directas de fondos europeos además de los ERTES que el gobierno facilitó durante la pandemia (lo que en la práctica supuso la nacionalización de los salarios de estas empresas)

Las movilizaciones van a continuar

Es evidente que con este panorama, la conflictividad va a aumentar pues cada vez son menos las razones para resignarse y mantenerse callados. Por ello es fundamental, porque afecta no sólo a un colectivo de trabajadoras, sino al conjunto de la clase obrera de nuestra ciudad y por extensión del resto de país, que cada vez más sectores de trabajadores se movilicen en apoyo de las reivindicaciones de estas trabajadoras.

La victoria de estas significará, sin duda, un acicate para otras luchas obreras al tiempo que la derrota de las mismas pondrá más difíciles las luchas futuras.

Por ello desde el Colectivo de la Ribera animamos a apoyar y secundar cuantas movilizaciones puedan venir impulsadas desde el Comité de Apoyo a las Camareras de Piso para seguir haciendo avanzar esta lucha. Llamamos al conjunto de las organizaciones sindicales de la ciudad a redoblar sus esfuerzos para implicarse y fortalecer esta lucha y animamos a colectivos y organizaciones sociales que se identifiquen con las misma a sumarse. Porque la victoria puede estar al alcance de nuestra mano si sabemos organizarnos y si sabemos aguantar y luchar.

Unficar luchas. Solidaridad obrera

Nuestras vecinas que trabajan como camareras de piso se movilizan en Granada

Nuestras vecinas que trabajan como camareras de piso se movilizan en Granada

Este viernes 21 de octubre las camareras de piso de los hoteles de Granada, junto con colectivos solidarios como la Asamblea Interprofesional y Stop Desahucios Granada 15M, se van a movilizar para plantar cara a la patronal hostelera de nuestra ciudad. La salida será a las 18,30 desde el Hotel Five Senses situado en la Gran Vía número 25.

Cada vez más trabajadoras del sector de las camareras de piso se están organizando para plantar batalla frente a quienes hacen de su explotación la fuente de su riqueza.

Estas trabajadoras preparan las habitaciones de los hoteles más caros de nuestra ciudad por salarios bajísimos. Salarios con los que luego se hace muy difícil pagar el alquiler o la hipoteca, pagar el recibo de la luz o el agua o llenar la nevera.

Pero frente a los salarios de miseria, las jornadas interminables, la precariedad, las humillaciones del día a día y en definitiva la falta de derechos laborales, el paso que se está dando por parte de estas trabajadoras es un paso de gigante, al organizarse para enfrentar todos estos abusos.

Al buscar el apoyo de otras organizaciones y colectivos sociales y de trabajadores y crear un comité de apoyo para esta lucha se sientan bases para poder plantar cara a la patronal de los hoteles y para poder ganar. Con esta acción se trasciende la división que la organización del trabajo capitalista impone a la clase obrera.

Es por ello que hay que decir que con esta movilizacion se interpela al conjunto de la clase obrera de nuestra ciudad pues el sector en el que se desarrolla, el del turismo, condiciona las relaciones laborales en muchos otros sectores y espacios, marcando los salarios y tirando de ellos a la baja.

La victoria de este colectivo de trabajadoras elevará al conjunto de la clase trabajadora y abrirá camino para luchas futuras en mejores condiciones.

Para hacerse una idea de la situación lo mejor es que os dejemos la intervención que trabajadoras de este sector realizaron el pasado 1 de octubre en el encuentro de colectivos que tuvo lugar en el Local de la Ribera.

Por estas razones se hace pues imprescindible volcarse con ellas para hacer que su lucha adquiera cada vez más fuerza y contundencia.

Por eso desde el Colectivo de la Ribera llamamos a apoyar esta movilización de este colectivo de trabajadoras: trabajadoras que viven en nuestros barrios, en barrios como el Zaidín, que se dejan la salud en jornadas interminables por sueldos de miseria mientras están contratadas una parte muy inferior de la jornada que luego se ven obligadas a realizar.

La Ribera, un espacio para los aficionados al ajedrez

Este sábado 8 de octubre se desarrolló en el Local de la Ribera el «I Torneo de Ajedrez en La Ribera». 16 participantes jugaron, durante 6 rondas, en un encuentro que se decidió en la última de las rondas: tres jugadores llegaban con posibilidades a la ronda final y al finalizar las partidas nos encontramos con un triple empate que se resolvió por el mejor coeficiente del ganador, José Miguel Rosa.

De todas maneras, para los participantes, lo de menos resultó el ganador pues toda la tarde se desarrolló en medio de un extraordinario ambiente: las risas, el buen rollo, el compañerismo y la amabilidad sustituyeron a la, a veces frecuente, tensión de este tipo de encuentros.

Sin duda esto fue posible por la buena disposición de los asistentes y por el hecho de que el objetivo de la actividad no era competir por puntos o por mejorar la ELO de los jugadores: se trataba sobre todo de pasar un buen rato con personas que compartieran la afición por el ajedrez y ver la posibilidad de repetir, de manera periódica, este tipo de encuentros.

Todos los domingos a partir de las 18horas, ajedrez en La Ribera

Y ahí estuvo quizás lo más valioso de la jornada: la determinación con la que los participantes se fueron de volver a repetir dado lo bueno de la experiencia. Participantes donde hay personas de edades muy diferentes, con menores y adultos, en una actividad intergenarcional, en la que pudieron jugar gente que en algunos casos se conocía y que en la mayoría de los casos, era la primera vez que hablaban.

De esta manera La Ribera será un espacio más donde las personas aficionadas al ajedrez, del barrio del Zaidín y de otros lugares de nuestra ciudad, van a poder encontrarse todos los domingos a partir de las 18 horas. Y para ello, ya hemos quedado el próximo domingo 16 de octubre.

Por todo ello, desde el Colectivo de la Ribera, queremos mostrar nuestra enorme satisfacción ante el resultado que superó sin duda las expectativas que teníamos cuando nos embarcamos en la organización de esta actividad.

Así que recordamos:

Dái: Domingo 16 de octubre

Hora: a las 18 horas

Lugar: Local de la Ribera, calle Santa Rosalia 18 (perpendicular a avenida de Dilar)

Líneas de bus: U3, 8 y 4

Metro: Parada del Estadio Los Cármenes

Jornada de colectivos y presentación de Radio Ribera en el Local de la Ribera

Una jornada para encontrarse/encontrarnos

Este 1 de octubre se desarrolló la jornada de presentación de colectivos y actividades que se realizan en el Local de la Ribera. Paralelamente, se dio a conocer Radio Ribera y los compañeros participantes en este proyecto aprovecharon la jornada para realizar numerosas entrevistas a estos colectivos para el que será el primer programa de esta temporada de Radio Ribera.

¿Qué es el Local de la Ribera y qué es Radio Ribera?

Esta actividad contó con una amplia participación que superó las expectativas en asistencia: nos encontramos con que faltaron tanto sillas como comida. A pesar de la incomodidad que esto pudo provocar es sin duda un hecho positivo el que las previsiones que se habían realizado se quedaran cortas. De todas maneras se tomó nota, de cara al futuro, para mejorar y corregir estas deficiencias.

Casi un centenar de personas pasaron en algún momento por la activada que tuvo varias fases: Desde las 13,30 horas se pudo disfrutar de unas tapas caseras, bebida y una paella para poder charlar de manera distendida y hasta la hora del café.

Este tiempo fue aprovechado para realizar por parte de las organizaciones y colectivos asistentes diferentes vídeos de apoyo a la movilizacion que el Movimiento de Pensionistas a nivel estatal tiene convocada el próximo 15 de octubre en Madrid. Aquí en Granada está movilización está siendo promovida por la Plataforma Metropolitanta en defensa del Sistema Público de Pensiones que tuvo representación en esta jornada.

Mientras, y como ya hemos señalado, los compañeros de Radio Ribera estuvieron realizando diferentes entrevistas a los participantes de los diferentes colectivos que fluyen por la Ribera para lo que será el primer programa de la temporada de Radio Ribera, programa que forma parte de la parrilla de Radio Almaina, radio libre, autogestionada y asamblearia de Granada.

El Colectivo de la Ribera dentro del Local de la Ribera

Después de la comida, y de haber podido disfrutar del café y el postre, y tras realizar un sorteo solidario de aceite, miel y un pañuelo, desde los diferentes colectivos y organizaciones asistentes se pudo tomar la palabra para explicar qué actividad desarrolla cada uno en el espacio y formas posibles de participar o entrar en contacto.

En ese sentido, traemos hoy aquí (y dejaremos para más adelante otras intervenciones que se desarrollaron) la intervención que desde el Colectivo de la Ribera se desarrolló para explicar una parte del trabajo y las tareas militantes que en relación a los colectivos que participan en el espacio estamos realizando y también las que de una manera propia impulsamos. Siempre con un mismo hilo conductor asociado a poner las herramientas más eficaces posibles al servicio de las luchas populares y de la clase obrera en defensa de sus intereses.

Otras muchas intervenciones tuvieron lugar por parte de distintos colectivos: desde organizaciones sindicales como Ustea-Actividades Diversas o el SAT, pasando por las asociones de trabajadoras de las Kellys Unión o la asociación de empleadas de hogar Nosotras hasta la Asamblea Interprofesional de Granada.

Ortigas, El Encinar, Radio Almaina, el Taller Literario, La Plataforma Metropolitana en Defensa del Sistema Público de Pensiones, La Mesa en defensa de la Sanidad Pública, el Grupo de Apoyo Vecinal del Zaidín, el Grupo de Lectura de Paulo Freire, el Movimiento Cooperativo por la Educación Popular y Stop Desahucios Granada 15M fueron otros tantos colectivos que pudieron tomar la palabra y explicar su actividad y cómo participar o colaborar con ellos.

Una jornada muy positiva

El balance pues de la jornada es muy positivo, sin duda, por la cantidad de colectivos que participaron, por las intervenciones que realizaron, por la disposición de todas las personas que asistieron a ayudar y colaborar en las diferentes tareas y por el ambiente y la atmósfera que se pudo generar en la que tanto los peques que asistieron como los mayores pudieron conversar, disfrutar y pasar un buen rato.

Seguimos pues con los pies en el barrio, para impulsar y alentar la organización popular frente a una situación de fragmentación y dispersión para afrontar los retos que nos vamos a encontrar: la lucha contra los despidos y por los derechos laborales, por el derecho a la vivienda y contra los desahucios, por unas pensiones dignas que mantengan su poder adquisitvo, en defensa de los servicios públicos de calidad, con la sanidad y la educación a la cabeza, por otros modelos de consumo, en favor de los medios de comunicación alternativos y libres de servidumbres frente al capital.

Todos esos son nuestros retos. No nos asustan. Hemos evidenciado que no estamos solos, que podemos afrontarlos junto a otras personas a través de la organización y apoyándonos en lugares como el Local de la Ribera. Y es que la jornada sirvió para evidenciar que es un valioso recurso para generar espacio seguros y tranquilos donde organizarse, reflexionar y prepararse.

En ello estamos, y en ello seguiremos

Unificar luchas, solidaridad obrera

¿Por qué asistir al encuentro de Colectivos en el Local de la Ribera?

Desde el Colectivo de la Ribera queremos hacernos eco de la convocatoria que diferentes colectivos que participan en el Local de la Ribera y los compañeros de Radio Ribera han preparado para este próximo sábado 1 de octubre.

En este acto se plantea realizar una presentación de las actividades que se desarrollarán en el Local de la Ribera, además de inaugurar el estudio de Radio-Ribera, con la colaboración de Radio Almaina.

Se hará una paella colectiva y después en la sobremesa tendremos el espacio de presentación y diálogo con los colectivos que utilizan y participan en el local.

Desde el Colectivo de la Ribera que trabajamos y desarrollamos una parte importante de nuestra actividad alrededor de este espacio queremos destacar algunas cuestiones que merecen la pena, a más de una década de apertura del mismo, ser destacadas:

En primer lugar queremos señalar que en todo este tiempo, el Local de la Ribera ha sido capaz de salir adelante sin necesidad de recurrir a ningún tipo de subvención ni ninguna ayuda pública para mantenerse abierto. Hemos podido mantener una total independencia respecto al Estado y las diferentes administraciones en un proyecto totalmente autogestionado y de carácter popular que no ha parado en ningún momento más allá del periodo del confinamiento.

Relacionado con esta primera idea, en el Local de la Ribera se ha podido desarrollar una lógica que ha ido a contracorriente, durante todo este tiempo, de la que es dominante: es un espacio privado que hemos socializado para ponerlo a disposición de colectivos, organizaciones políticas y sociales y movimientos sociales de distintas orientaciones y con fines diversos.

En estas actividades y a lo largo de estos años, centenares de vecinos y vecinas del barrio del Zaidín y del resto de la ciudad de Granada, cientos de familias que iban a ser desahuciadas, decenas de colectivos de trabajadores en conflicto, en defensa de sus intereses han podido encontrar un espacio en el que desarrollar su actividad, fortalecer sus luchas y sus demandas: asambleas de Stop Desahucios Granada 15M, trabajadores del Parque de las Ciencias, de Ebone, de la antigua Rober, de Telefónica, de Coca-Cola, de la Hostelería granadina, de las camareras de piso, trabajadoras del hogar, de Telefónica, de la sanidad, de la educación, de los grupos de apoyo vecinal, de CNT, de Ustea, del Sat, de la Asamblea Interprofesional, de formaciones políticas como el PCPA, la UJCE, Izar y muchos más han encontrado un espacio en el que poder desarrollar su acción con carácter permanente o de manera puntual.

La apuesta, en ese sentido, en todos estos años ha sido clara: una política que promoviera y fortaleciera las luchas obreras por sus intereses en todos aquellos espacios y lugares donde esta se estuviera dando. Ha sido un tomar partido a favor de los intereses de la clase obrera en su lucha por su emancipación y contra la explotación capitalista y las relaciones de producción que le sirven de base: en la Ribera, las organizaciones de la clase obrera que luchan contra la explotación capitalista siempre han tenido un espacio abierto.

Pero no se ha limitado sólo a la lucha: radio, teatro, cine, literatura, ajedrez, boxeo, taller de manualidades etc han encontrado acomodo en el Local de la Ribera porque hemos querido también construir un espacio en el que al tiempo que se reivindicaba el pan también se reivindicaran las rosas: porque no nos conformamos sólo con luchar por reducir la explotación capitalista sino que queremos ganar un mundo entero en el que la vida se pueda desarrollar en condiciones dignas con acceso a la cultura y al ocio también como reivindicaron las trabajadoras de la huelga textil de Lawrence que se desarrolló entre enero y marzo de 1912.

Por todas estas razones, hay motivos de sobra para poder pasar este próximo sábado por el Local de la Ribera. El Colectivo de la Ribera estará allí

Estás invitado/a, tanto si participas en el local como si no, para conocer lo que fluye por el espacio, los colectivos que allí se reúnen y actúan y las luchas y actividades que se realizan.

Así que recuerda

1 de octubre, a partir de las 13:30h, os esperamos en el Local de la Ribera, en calle Santa Rosalía 18 en el barrio del Zaidin.🐟

🚌Bus: líneas U3, 4 y 8
🚃 Metro: parada Estadio Los Cármenes.

El fascismo es enemigo de la clase obrera

Este pasado jueves 15 de septiembre Macaren Olona, exdirigente de la formación política Vox, estaba invitada a realizar una intervención en las instalaciones de la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada.

Diversos colectivos y organizaciones decidieron adherirse a la convocatoria que se realizó para mostrar el rechazo frente a los discursos de corte fascita que Olona y la formación política a la que pertenecía han estado difundiendo en todo este tiempo.

Mensajes como culpabilizar a los menores no acompañados a cargo del estado de las pensiones de miseria que tienen nuestros mayores.

Mensajes en los que cuando una familia no puede pagar el alquiler o su hipoteca y son desahuciados, callan respecto a las prácticas mafiosas que la banca y los fondos buitres han realizado todos estos años. Fondos y bancos a los que cubren, defienden y amparan porque ellos, entre otros, representan sus intereses.

Más aún, cuando a esas mismas familias no les queda otra opción que recurrir a la ocupación de una vivienda, su única respuesta y solución es plantear que no puedan acceder de ninguna de las maneras a los suministros básicos de luz y de agua, tratándolos peor que si de animales se tratara, planteando que no se puedan empadronar con todo lo que eso supone de privación de otros derechos y que se los expulse sin preocuparse de si tienen una alternativa habitacional.

Mensajes como en los que dicen defender a los pequeños productores agricolas y el mundo rural al tiempo que callan respecto a las políticas de las grandes superficies y distribuidores para fijar los precios con los que arruinan y se llevan por delante a miles de pequeños productores.

Mensajes en los que al tiempo que denuncian la subida de la inflación y lo que supone esto para miles de familias, callan, por ejemplo, respecto a la política de fijación de precios de la energía en un sistema que está hecho para beneficiar a los especuladores y capitalistas, sin decir ni media palabra sobre el hecho de que estas empresas fueran privatizadas. Nada dice esta señora ni el que fue su partido sobre la necesidad de nacionalizar las empresas eléctricas y recuperar el control estatal de los sectores productivos estratégicos.

Mensajes en los que al tiempo que hablan de paguitas, nada dicen de las millones de horas extras que todos los días los empresarios se apropian sin pagar, explotando a sus trabajadores, con contratos fraudulentos en los que lo único que protegen es el poder del empresario para explotar y extorsionar a los trabajadores.

Y podríamos seguir añadiendo más motivos como sus políticas homófobas y antifeministas, con su xenofobia y racismo. Es por ello que por estos y muchos otros motivos más, había razones más que sobradas para protestar y denunciar los mensajes de odio y antiobreros que ha estado difundiendo todo este tiempo.

Pero llegados a este punto, y tras los sucesos que se desarrollaron en la Facultad de Derecho, la Universidad de Granada (UGR) ha publicado un comunicado infame al que se le ha respondido con contundencia y claridad meridiana ante la interesada confusión que la Universidad quiere promover. A continuación reproducimos el comunicado de la UGR:

La Universidad de Granada condena rotundamente los hechos que tuvieron lugar en el día de ayer: tanto los de quienes boicotearon el ejercicio de la libertad de expresión, como los de quienes, con su comportamiento provocador hacia los manifestantes, obligaron a intervenir a la policía y dieron lugar a escenas violentas que nunca deberían tener lugar en una Universidad.

La Universidad de Granada ha luchado durante muchos años por el poder de la palabra y la libertad de expresión y así seguirá haciéndolo.

Frente a este desproposito, queremos reproducir una de las respuestas que se le ha trasladado. En este caso viene de Rubén Quirante, militante de la organización política Izar y sindicalista de Ustea, porque sintetiza muy bien lo que son los elementos centrales de los sucesos ocurridos este jueves, del actuar de la Universidad de Granada con su rectora Pilar Aranda a la cabeza, y del panorama actual:

La UGR, con su rectora a la cabeza, está perdiendo totalmente el norte. No les queda ya ni las más mínima brújula de decencia para poder analizar lo que ayer sucedió en Granada.

Lo de ayer no fue una boicot a la libertad de expresión, señora Pilar Aranda. Lo de ayer fue una concentración autorizada, convocada por la Unión sindical Estudiantil (USE) y apoyada por numerosos colectivos, para manifestarse en contra de lo que representa Macarena Olona (dirigente principal de extrema derecha en Andalucía hasta hace dos días). Parece que a la rectora de la UGR se le olvida ese pequeño detalle así como que ella es la máxima responsable de la presencia de Macarena Olona ayer.

En cambio el boicot a la libertad de expresión es lo que usted hace a diario impidiendo que los y las estudiantes y las organizaciones políticas, sociales y sindicales de izquierdas de Granada puedan hacer uso de las instalaciones de la UGR para celebrar asambleas o conferencias. Un auténtico despropósito que rompe, eso sí, con una larga tradición universitaria.

Si para usted es normal ceder espacios públicos a dirigentes políticos cuyo discurso asume el machismo, el racismo, la homofobia y la propia dictadura franquista, es su problema. Por nuestra parte asumimos algo muy distinto: esas ideas no son legítimas y hay que denunciarlas y combatirlas. Para eso hubo ayer una concentración y eso forma parte también de la tradición universitaria que usted se cree con el derecho de apropiarse.

En cuanto a equiparar a los manifestantes antifascistas con los manifestantes de extrema derecha es simplemente repugnante. Parece olvidar que los y las militantes antifascitas fueron los que acabaron con 40 años de dictadura franquista, de represión y asesinatos. No nos vuelva a equiparar nunca con una ideología cuya esencia es la opresión y la explotación salvaje mediante la destrucción violenta de las organizaciones tradicionales del movimiento obrero. No vuelva a correr un tupido velo sobre nuestra historia más reciente ni contribuya en nublarla aún más.

Se hace más necesario que nunca, organizar una respuesta unitaria denunciando la huida hacia delante inadmisible de la UGR para exigir la apertura inmediata y gratuita de sus instalaciones para los y las estudiantes que deseen organizarse así como para frenar la normalización de la extrema derecha.

Llegados a este punto, el mensaje con el que queremos terminar es con el que hemos encabezado el artículo: el fascismo, más allá de los cantos de sirena de toda esta gente, es enemigo de la clase obrera. Son los señoritos de siempre que se esconden tras la bandera y el patriotismo. Patriotismo que utilizan como último refugio de los cobardes que son.